fbpx
San Luis Beltrán

Acompáñanos y te contamos la historía de San Luis Beltrán, la oración que se le debe hacer y un ritual para librarte del mal de ojo.

Biografía

San Luis Beltrán
San Luis Beltrán

San Luis Beltrán nació en Valencia, España, en 1526. Desde muy niño se caracterizó por su humildad y obediencia. A los 18 años ingresó a la Orden de Santo Domingo y en 1547 fue ordenado sacerdote por Santo Tomás de Villanueva.

Cinco años después fue nombrado maestro de los novicios. Como profesor San Luis era muy estricto y severo, y se preocupaba porque sus alumnos renunciaran sinceramente al mundo y se unieran perfectamente a Dios.

En 1562, San Luis Beltrán fue enviado a predicar el Evangelio a los indígenas de América y llegó al puerto de Cartagena, Colombia. Sólo hablaba español pero Dios le concedió el don de lenguas, profecía y milagros.

También trabajó en Tubera, Paluato, Cipacoa y Portavento. Durante su trabajo en América convirtió a miles de indígenas, desde el istmo de Panamá hasta en las islas del Caribe. Varios años después, en 1569, regresó a España donde se dedicó a la formación de los nuevos misioneros encargados de continuar su tarea evangelizadora en América.

Tras una dolorosa enfermedad San Luis Beltrán, patrono de Colombia, murió el 9 de octubre de 1581 y fue canonizado en 1671.

Materiales

  • UN RAMO GRUESO DE ALBAHACA
  • UN RAMO DE RUDA
  • UN RAMO DE SANTAMARÍA
  • UN CIRIO BLANCO
  • AGUA BENDITA O DE GLORIA
  • UN CRUCIFIJO
  • UN ESCAPULARIO

Elabora tres ramos en los cuales juntes el albahaca, la ruda y la Santamaría, con éstos santigua a la persona que esté enferma del mal de ojo.

Reza con fervor la siguiente oración:

“En el nombre del poder de Dios, omnipotente y eterno, pido permiso para invocar el santo nombre de san Luis Beltrán que cura toda clase de males, para conjurar estas tres ramos, en aire, fuego, agua y tierra, elementos de la naturaleza que deben penetrar en la salud, fuerza y vigor. Que esta bendición permanezca con la voluntad divina aquí, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén”.

Limpia con el cirio blanco a la persona de la cabeza hasta los pies y prende el cirio; da otra limpia a la persona enferma con el Crucifijo y Escapulario y cuando termines introduce el crucifijo y el escapulario en una copa con el Agua Bendita o de Gloria.

Entonces se reza un Credo, un Padrenuestro y un Ave María
Luego se dice la siguiente oración de san Luis Beltrán:

Criatura de Dios, yo te conjuro y bendigo en el nombre de la santísima trinidad Padre, hijo y espíritu santo + tres personas y una esencia verdadera, y de la Virgen María nuestra señora concebida, sin mancha del pecado original. Virgen antes del parto + en el parto + y después del parto + y por la gloriosa santa Gertrudis tu querida y regalada esposa, once mil Vírgenes, señor San José, San Roque y San Sebastian y por todos los santos y santas de tu corte celestial.

Por tu gloriosísima encarnación + gloriosísimo nacimiento + santísima pasión + gloriosísima resurrección + ascensión por tan altos y santísimos misterios que creo y con verdad, suplico a tu divina majestad, poniendo por intercesora a tu santísima madre abogada nuestra, libres, sanes a esta afligida criatura de esta enfermedad, mal de ojo, dolor, accidente, calentura o cualquier otro daño, herida o enfermedad. Amen Jesús.

No mirando a la indigna persona + que prefiere tan sacrosantos misterios con tan buena fe te suplico señor, para honra tuya y devoción de los presentes, te sirvas por tu piedad y misericordia de sanar y librar de esta herida, llaga, dolor, tumor o enfermedad, quitándole de esta parte y lugar.

Y no permitas tu divina majestad, le sobrevengan accidente, corrupción, ni daño, dándole salud para que con ello te sirva y cumpla tu santísima voluntad. Amen Jesús +

Yo te curo y ensalmo. Jesucristo nuestro señor redentor; te sane, bendiga y haga en todo su divina voluntad. Amen Jesús. Consumatum est + consumatum est +. Amen Jesús.

San Luis Beltrán

NOTA:
Cada vez que aparece una + en la oración, debe hacerse la señal de la cruz en la persona o en la zona que se requiere tratar (herida, llaga, etc.).

Haz clic aquí para ver otros artículos que te pueden interesar.

1 Comentario
  1. Andrea 2 años

    tomaremos nota, nunca se sabe cuando tendremos que echar mano si nos acecha el mal de ojo

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2019 Tarot de Sula Todos los derechos reservados.

Contacto

Contacta con nosotros y mándanos tus dudas y comentarios.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?